sábado, 21 de abril de 2007

Quejíos para telefonillo


Performance de Alex Peña en colaboración con el cantaor " El Niño de La Muerta ".
Al timbre: Alex Peña
Al cante: El niño de la muerta


Un cantaor se encuentra desubicado en un rascacielos.
Un Quejío habita a lo lejos, entre una plancha de pladur y un sonido telefónico, sin saber si es escuchado.

DESCRIPCIÓN DEL/LA PERFORMANCE

Un cantaor Flamenco nos ofrece un pequeño concierto Flamenco a traves del telefonillo de una vivienda, es decir, el público escucha desde el portal del edificio el quejío que el cantaor rasga desde la intimidad de su hogar,en el sexto, con el interfono de su vivienda como único medio comunicación.

Esta performace ha sido versionada para espacios cerrados convirtiéndola, en Quejíos para Walkie-walkie, con el mismo contenido, más el componente del idioma ,"cambio y corto", propios de éste tipo de comunicación.

Las 2 versiones han sido ya estrenadas en varios puntos de Andalucía.
Triana 200